Thursday, March 26, 2009

Katsushika Hokusai (November 1760–May 1849)

-Blind Men Exploring an Elephant, 1817
-Ciegos Explorando un Elefante, 1817

8 Comments:

Blogger Carlos Alberto Arellano said...

Grillo:

Este dibujo llama mucho la atención. Te deja pensando un largo rato. ¡Qué curiosidad! ¡Cuántos deseos de aprender, de saber más, tienen esos hombres privados de la vista! Su olfato, sus manos, sus dedos, sus grandes deseos de vivir, de llevarse a ese enorme y cansado elefante (su trompa, sus patas, su pequeña cola, sus ojos, sus orejas, sus pestañas, cada una de sus arrugas) a lo profundo del cerebro, del alma, del corazón, es realmente admirable. Pienso que Hellen Keller estaría muy orgullosa de ellos.

Saludos.

6:18 pm  
Blogger Galliano said...

Es casi un símbolo epistemológico. No me sorprendería que sea la ilustración de algún proverbio. También me sorprende ese tipo de dibujo alegórico en Hokusai, yo lo tenía por sus dibujos de actores y eróticos, además de La ola, que nunca me pareció gran cosa, del dibujante que a los 140 esperaba dibujar bien.

3:37 am  
Blogger Oscar Grillo said...

Hokusai debe habese encontrado con el mismo animal que Durero confundio por un rinoceronte.

1:03 pm  
Blogger Oscar Grillo said...

Para mi el "punctum" de este trabajo es que hay nueve ciegos y NUEVE bastones en el suelo. Que precision!

1:05 pm  
Blogger Galliano said...

También es impresionante el laburo que hizo sobre el tronco del árbol a la izquierda.

2:29 pm  
Anonymous ed said...

toda la memoria de los ciegos es ese elefante (genial)

6:18 pm  
Blogger fernando katz said...

Querido Grillo:Esta ilustrando una vieja fabula sufí! No sabía que a Japón había llegado. Cuentan que un pueblo habitados por ciegos fue amenazado por un rey enemigo. Este les conmino a rendirse o los atacaría con su ejercito que incluían elefantes. El rey de los ciegos le dijo al mensajero que ellos no se rendirían porque no los asustaban con los elefantes ya que ellos nunca habían visto ninguno.Negociaron que el rey enviaría a los más sabios de los ciegos a averiguar como era el elefante, Estos fueron, lo tocaron y regresaron con su rey, cada uno con una respuesta distinta. El ciego que había tocado la trompa dijo que el elefante esa angosto y flexible, el que toco la oreja dijo que era un circulo plano, el de la pata que era igual a una columna, y así todos.
Impresionante como lo resolvio Hokusai!

4:43 am  
Blogger Matt J said...

That is a beautiful piece. I saw the marvellous Hokusai show in Paris last year; breath-taking work. To see the brush-strokes of the master up close was humbling. Incredible confident lines.

1:56 pm  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home